Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Cuánta agua beber antes, durante y después del deporte

28 marzo, 2018

El agua es un nutriente esencial para nuestras vidas. Constituye aproximadamente el 70 % de nuestro peso corporal. Forma parte de la sangre, la linfa, y de todos los líquidos y fluidos del cuerpo. Sin agua no podríamos vivir.

En muchas ocasiones las personas no son conscientes de la necesidad de hidratación que tiene nuestro cuerpo y de lo poco saludable que es beber poca agua a lo largo del día.

La necesidad de agua que tiene nuestro cuerpo aumenta con el pasar de las horas, con temperatura ambiental y, como no, con la intensidad de nuestra actividad física.

Según diferentes estudios, es recomendable ingerir 2,5 litros de agua por día aunque parte de ese líquido se “beba” a través de alimentos.

Una manera de calcular la ingesta necesaria de agua diaria es por medio de la relación con el peso corporal. Se calcula que un adulto debe incorporar 35 ml. de agua por kilo, cada día. Entonces una persona de 70 kg. deberá multiplicar 70 por 35 para saber que debe ingerir un mínimo de 2.450 ml. diarios.

Pero, ¿cómo nos damos cuenta de que estamos bebiendo bastante? Normalmente empezamos a beber cuando tenemos sed. Sin embargo, los expertos indican que este es un signo tardío ya que la sensación de sed ya representa un grado de deshidratación del 2% del peso corporal. Es por ello, que no hay que esperar a sentir sed para beber y debemos ir bebiendo a lo largo del día en pequeñas cantidades.

Para hidratarnos lo ideal, es tomar agua ya que es la bebida más natural, no tiene edulcorantes ni colorantes y además cumple múltiples funciones. Las aguas equilibrada, puras y de baja mineralización como Fuente Primavera, Font Natura o Fuencisla hidratan nuestro cuerpo y ayudan a depurar y regenerar nuestro organismo.

Sin embargo, las bebidas para deportistas son recomendadas para las personas que hacen deporte durante más de una hora y pierden agua por piel a través de la transpiración. UpGrade, por ejemplo, es una bebida deportiva rehidratante con agua mineral restauradora de sales minerales que te ayuda a rehidratar tu cuerpo y a recuperar tu energía.

Cuando hacemos deporte, entrenando o participando en una competición debemos tener presentes las siguientes fases de hidratación: Antes (pre-hidratación), Durante (Hidratación) y Después (rehidratación).

En la fase de Pre-hidratación, la noche anterior debemos aumentar 500 ml nuestra ingesta de agua. Durante la hora o dos horas previas debemos ingerir de 100 a 200 ml de agua cada 15 minutos.

En la fase de Hidratación a los 30 min de iniciar el ejercicio es necesario empezar a compensar la pérdida de agua de nuestro organismo sufre, siendo recomendable beber de 100 a 200 ml cada 15 0 20 minutos. Si, además, las condiciones ambientales son adversas (temperatura + 38ªC y humedad relativa + 50%) es necesario aumentar la ingesta hasta 500ml.

En la fase de Rehidratación al finalizar la actividad hay que beber 500 mi y luego cada 15 minutos ingerir 150 ml. hasta completar 1,5 litros de agua por cada kg de peso perdido. Hay que tener en cuenta que las dos primeras horas tras el ejercicio realizado, son claves para la rehidratación de nuestro cuerpo.

Por último, también, debemos tener en cuenta que para favorecer su absorción , es recomendable beber el agua entre 10º C y 15º C en pequeños sorbos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *