Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Cuida tu piel en verano

30 julio, 2018

Cuidado de la piel en verano

Durante los meses de verano la exposición al sol y al calor son casi constantes, nuestra piel es especialmente sensible a esta exposición por lo que puede verse afectada: quemaduras, sequedad, infecciones, manchas o lesiones más graves son algunas de las alteraciones que podemos sufrir si no cuidamos nuestra piel correctamente.

Para prevenir efectos indeseados en tu piel sólo tienes que seguir estos sencillos consejos:

 

Mantener la piel limpia

Es muy importante mantener una piel limpiar para evitar la acumulación de grasa suciedad, para ello debemos utilizar productos suaves que no alteren el ph de la piel.

 

Hidratación

Tanto por dentro como por fuera. La ingestión de líquidos no sólo previene la deshidratación tan común en verano, si no que también te ayuda a mantener tu piel hidratada. Para evitar la sequedad debemos hidratar la piel por fuera, las cremas y aceites hidratantes permiten recuperar la humedad perdida resultando particularmente útiles.

 

Protección solar

Un error muy común que solemos cometer es utilizar el protector solar únicamente cuando nos disponemos a tomar el sol. Debemos proteger nuestra piel a diario utilizando protector en las áreas que puedan quedar expuestas al sol: cara, hombros, etc…

5 tips para evitar quemaduras en la piel:

  1. Has de elegir correctamente el factor de protección teniendo en cuenta tu tipo de piel
  2. Aplicar la protección unos 20 minutos antes de la exposición al sol
  3. Poner protección cada 2 horas para exposiciones prolongadas
  4. Protegerse también en días nublados, ya que aunque las nubes tapen el sol sus radiaciones siguen llegando en un 40%
  5. Evitar tomar el sol a mediodía, de 12 a 16h son las horas en el que los rayos del sol son más nocivos para nuestra piel.

 

La ropa

Evita tejidos que no transpiren. El sudor puede favorecer la aparición de hongos debido a la humedad de tu piel.

 

La alimentación

Es necesario incrementar el consumo de frutas y verduras ya que son alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes que te ayudar a prevenir la degeneración celular, participan en el proceso regenerativo en caso de cicatrices y acné y contribuyen al aumento del flujo sanguíneo de la piel.

 

El sueño

Nuestras células se regeneran mientras dormimos así que es muy importante que duermas un número adecuado de horas para mantener tu piel en buen estado.

 

Cuidado con el cloro

Después de un día de piscina y sol es importante darse una ducha para rehidratar la piel y eliminar restos que puedan provocar infecciones dermatológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *