Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

La hidratación de nuestras mascotas

28 octubre, 2018

Hidratación mascotas

Se dice que cuando tienes una mascota, es casi como tener un hijo. Las mascotas necesitan de nuestro amor y nuestros cuidados siempre. Todo es importante pero uno de los aspectos a tener más en cuenta es su hidratación, ya que ésta resulta determinante para su estado de salud.

El proceso de sudoración de nuestras mascotas es totalmente distinto al de los humanos, sobre todo en lo que a los perros se refiere. Su capacidad para eliminar las toxinas a través de la piel se encuentra completamente limitada por las almohadillas plantares que tienen debajo de sus patas

Por tanto, la única forma en la que pueden eliminar los líquidos de su piel es a través de la orina, por lo que resulta básico e importantísimo que el agua que se les le dé se encuentre en el mejor estado posible, ya que de lo contrario sería perjudicial para su salud.

Hay que darles agua en un envase grande, ya que de esta forma su hidratación será completa y evitaremos que siga teniendo sed una vez que la beba toda.

En los días calurosos o cuando es época de verano, es imprescindible que beba en un lugar con sombra y no a pleno sol, ya que el beber agua caliente puede no ser bueno para nuestra mascota.

El envase en el que le pongamos el agua debe de estar en un espacio cerrado ya que de esta manera evitaremos que el agua se contamine de las bacterias que suelen existir en el aire libre.

Debemos tener en cuenta que el 60% del peso total de un gato adulto o de un perro está compuesto de agua, de ahí la importancia de la hidratación.

Por otra parte, el agua es el elemento más importante para que nuestra mascota pueda ejecutar adecuadamente todos los procesos que suceden en sus organismos, los cuales son fundamentales para su desarrollo físico y mental, además de ser aquellos que determinan el crecimiento y sus defensas contra diferentes tipos de enfermedades.

Recomendaciones:
  • En general, la cantidad de agua suficiente para cualquier animal depende de su peso, siendo 60 mililitros por kilo lo ideal, pero esta cifra suele aumentar cuando existen temperaturas altas, ya que entonces los animales suelen deshidratarse con mayor facilidad.
  • Los cachorros y las mascotas con edades avanzadas son los que sufren más deshidratación, por los que hay que prestarle mucha atención en estos caso.
  • Cada vez que salgamos a pasear con nuestros animal de compañía debemos llevar una botella con agua limpia y fresca para que su hidratación sea la adecuada.
  • En el caso de que sea un día caluroso, debemos reducir la cantidad de tiempo de ejercicio.
  • Si vamos a viajar o a estar mucho tiempo en el coche debemos hacer pausas para darle agua además de que pueda hacer sus necesidades y hacer un poco de movimiento.
  • Nunca, nunca, nunca debemos dejar a nuestra mascota encerrada en el vehículo sin ventilación, que este al sol o a una temperatura muy elevada.
¿Qué debemos hacer si nuestra mascota no quiere beber agua?

Este es un problema poco común y que de suceder suele pasarle más a los perros, pero si así fuera podemos hacer lo siguiente:

  • Compra una fuente de agua solo para él procurando que siempre esté limpia y descalcificada.
  • Aliméntalo con pienso blando.
  • Añadirle un poco de agua a sus comidas.
  • Prepárale un caldo de carne y verduras sin sal.
  • Llevarlo al veterinario en cuanto nos sea posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *