Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Remedios naturales para aliviar el resfriado

16 noviembre, 2018

Acatarrarse es casi inevitable y aunque no hay medicamentos que curen el resfriado, sí que hay algunos remedios naturales que pueden hacer que te sientas mejor.

Cuando llega esta época del año es muy común coger un resfriado. Los cambios de temperatura, la lluvia y el frío son factores que nos exponen aún más al catarro. Este, viene acompañado de congestión nasal, tos, irritación de garganta, dolores musculares, malestar general, dolor de cabeza, fiebre, etc. Para aliviar sus síntomas por supuesto debes abrigarte bien y dormir mucho, pero además puedes probar los siguientes remedios:

 

Jarabe de ajo para tus defensas

El ajo es un antibiótico natural y antibacteriano que refuerza el sistema inmunológico contra los virus. Es rico en alicina, una sustancia de reconocidas propiedades antisépticas. Puedes preparar un jarabe natural de ajo y miel, para ello pon a hervir un cuarto de taza de agua con un diente de ajo triturado, añade el zumo de medio limón y un poco de miel. Deja enfriar la mezcla y cuélala. Templada esta mezcla podrás consumirla a cucharaditas a lo largo de toda la jornada.

 

Vahos o loción para aliviar la congestión

Para abrir las vías respiratorias toma unos vapores de hierbas depuradoras (eucalipto, lavanda, menta, tomillo…). Para tomar los vahos calienta en un cazo agua unas hojas de estas hierbas y coloca la cabeza encima tapada con una toalla para que no se escapen los vapores. Este remedio te ayudará a abrir las vías respiratorias al tiempo que aliviará tu irritación de garganta.

 

Combinar própolis y equinácea para el dolor y las defensas

El própolis te ayudará con el dolor de garganta gracias a sus propiedades antivirales y antiinflamatorias. La equinácea por su parte potenciará las defensas del cuerpo para combatir el virus y las bacterias. La equinácea es un antiséptico natural, añade media cucharadita de equinácea a un zumo natural de naranja o a un vaso de agua tres veces al día.

 

Gárgaras para la garganta

Hacer gárgaras te servirá para aliviar la inflamación y el dolor de garganta y para expulsar la mucosidad. Haz gárgaras con una infusión caliente de hojas de plantas antisépticas para la garganta y pulmones como la salvia y el tomillo. Cuela la infusión y añade dos cucharadas de vinagre de sidra, miel y limón.

 

Infusión para las mucosidades

Contra las flemas o mucosidades respiratorias puedes tomar infusiones de hojas de capuchina, una planta que actúa como descongestionante. Una infusión de raíz de jengibre fresca es expectorante y despeja las fosas nasales.

 

Infusión para los escalofríos

Prepara un zumo de naranja, ponle un palito de canela, añade agua caliente y endúlzalo con miel. La canela tiene un efecto calórico que estimula la transpiración y alivia los escalofríos propios del catarro. El tomillo es un excelente antiséptico y expectorante para la tos, pero además calma los escalofríos y la sensación de fiebre, hazte una infusión con sus hojas o flores.

 

Infusión de jengibre con miel y limón            

Es una forma de aportar al organismo vitamina C y los beneficios antibacterianos de la miel. A estos se suman la capacidad antiinflamatoria, antipirética y analgésica del jengibre. Prepararlo es tan sencillo como hacer una infusión de jengibre fresco o, en su defecto, en polvo. Una vez la infusión esté lista aderézala con el zumo de medio limón y una cucharada de miel.

 

Infusión de sauco para el dolor y la fiebre

El sauco contiene ácido salicílico aunque, claro, no es la concentración de una aspirina. Pero es un remedio casero para el catarro cuyos beneficios puedes aprovechar para aliviar el dolor y rebajar la temperatura corporal en caso de fiebre.

La forma de aprovechar el sauco para este fin es mediante una infusión. Las partes del mismo que se deben utilizar son la corteza y las bayas frescas. La primera puede encontrarse fácilmente en herboristerías. Las bayas son comunes en el campo pero no es fácil acceder a ellas en la ciudad. Una taza caliente de este preparado dos veces al día es una dosis adecuada para ello.

 

Zumo de naranja para proteger

La vitamina C protege las mucosas de nariz, faringe y laringe, evitando que se inflamen y produzcan más mucosidad. Además, la vitamina C que encuentras en la naranja o el kiwi puede acortar un día la duración del constipado pues son alimentos que disminuyen la mucosidad.

 

Gotas de agua con sal contra la congestión

Cuando se sufre de congestión nasal por el resfriado alguno de los remedios caseros para el catarro más efectivos es utilizar gotas de agua salada. Actualmente pueden encontrarse productos adecuados para este fin en la farmacia. Pero prepararlo en casa es tan sencillo y económico como diluir una cucharadita de sal marina no yodada en una taza de agua tibia. Utiliza este líquido para despejar tus fosas nasales. Para ello debes aplicar dos gotas de este líquido en cada fosa nasal, seguidamente inclínate hacia adelante ligeramente y suena tu nariz suavemente. Pero cuidado, si tienes la nariz irritada en su parte externa, procura que este líquido no toque el área afectada ya que se irritaría aún más.

 

No tomar antibióticos para no debilitar el sistema inmune

Aunque te encuentres fatal y tengas unas décimas de fiebre, evita tomar antibióticos a menos que el médico te los recete. Este medicamento puede debilitar tu sistema inmune y agravar los síntomas del resfriado. En caso de fiebre es mejor tomar analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol.

 

Pañuelos de un solo uso para no re-contagiarse

Evita volver a usar un pañuelo ya usado con las manos. De esta forma, según afirman los expertos evitarás ir re-contagiándote.

 

Utilizar dos almohadas para respirar mejor

Tener la cabeza ligeramente elevada mientras duermes puede ayudarte a respirar mejor. Lograrás que la mucosidad baje y no se acumule en tu nariz, pecho o garganta.

 

Y por supuesto mucha agua para estar bien hidratados

Estar bien hidratados puede ser clave para eliminar la mucosidad, aliviar el dolor de garganta y reponer los líquidos que haya podido perder tu cuerpo si tienes fiebre.

Un agua pura, equilibrada y de baja mineralización, como son Fuente Primavera, Font Natura o Fuencisla, ayuda a depurar tu organismo. En San Benedetto la calidad de nuestras aguas y manantiales es primordial para que tu organismo mantenga su bienestar natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *