Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Tu huerto urbano en casa

29 noviembre, 2018

huertos urbanos

Hoy en día, tener un huerto en casa y poder cultivar nuestras propias verduras y hortalizas y poderlas llevar luego a la mesa para degustarlas es una experiencia extraordinaria.

Desde San Benedetto os proponemos montar vuestro propio huerto urbano, ¡Ya veréis que sabor cuando probéis los tomates, los calabacines o las berenjenas que hayáis cultivado!

Lo primero que debéis hacer es decidir qué espacio le asignaréis, es muy importante, ya que esta decisión determinará en gran medida las posibilidades de que os salga bien o no. Debe ser un lugar con sol, no hace falta que sea luz directa, pero si con suficiente luz natural el máximo de horas posibles.

No hay que olvidar que el suelo debe tener un buen un sistema de drenaje y que se canalice el agua sobrante hacia un desagüe. Si el huerto está en una galería o un espacio interior podéis instalar bandejas que recojan el agua sobrante del riego.

Una vez hayáis decidido dónde vais a situar el huerto, ya podéis empezar. Primero, deberéis elegir el material que más os convenga para construir el soporte y las macetas.

En función del espacio del que dispongáis, podéis montar dos tipos de huerto. Horizontal, con macetas colocadas una al lado de otra, como si fueran plantas ornamentales o vertical, es decir, en distintos pisos. Esta modalidad de huerto ahorra espacio y es muy atractiva visualmente.

Las cajoneras o armarios viejos en desuso pueden servir muy bien como plataforma para construir un huerto urbano vertical. La mayoría son de madera, por tanto debéis recordar forrar los cajones con bolsas de plástico o tela impermeable antes de introducir la tierra.

Podéis construir macetas con garrafas vacías de plástico, como las carrafas de Fuente Primavera de 5, 6,5 y 8 litros que tienen una capacidad óptima. También podéis usar pequeñas cajas de madera, de las que se usan para transportar fruta. Estas cajas son perfectas para montar un huerto en casa y son cómodas para trasladar ya que no pesan mucho.

Si tenéis mucho espacio, podéis usar palés de madera. Los paléts ofrecen unas medidas óptimas para que crezcan todo tipo de plantas en su interior.

¡La tierra y las semillas los elementos básicos!

La tierra que más os conviene es la que podéis encontrar en cualquier campo labrado. Si tiene un alto contenido de arena o arcilla, lo mejor es que la mezcléis con sustrato para plantas, que lo podéis encontrar en cualquier floristería, centro de jardinería o tienda especializada en bricolaje.

Recordad que el compost obtenido con el reciclaje de materia orgánica es perfecto. Aporta los nutrientes necesarios para que las plantas crezcan sanas y vigorosas. De este modo además podéis reciclar los residuos orgánicos que generáis en casa.

Las ventajas de tener un huerto en casa son muchas: por una parte fomenta el consumo responsable. También os ayudará a entender mejor los ciclos y dinámicas naturales.

De hecho en San Benedetto creemos que comprender la naturaleza es comprendernos a nosotros mismos. Debemos cuidarla para devolverle por lo menos una pequeña parte de todo lo que nos ha dado.

Otra ventaja de tener un huerto urbano e que os proporcionará alimentos sanos y ecológicos, pues no tendréis que utilizar productos químicos o fertilizantes. ¡Todo lo que cultivéis será natural!

Por otra parte, se ha comprobado que reduce los niveles de estrés y ansiedad propios del día a día que se vive en la ciudad. Es una forma de reconectaros con la naturaleza y relajaros.

Bueno! Desde San Benedetto esperamos que disfrutéis de vuestro huerto en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *