Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Consigue tus propósitos para el nuevo año

28 diciembre, 2018

Ya queda muy poco para que acabe el año y empiece 2019. Y como cada fin de año nos planteamos nuevos propósitos para el nuevo año. Pero resulta que llegado el mes de Febrero, toda la motivación de Enero se esfuma, renunciamos y volvemos a nuestros viejos hábitos de siempre.

Los resultados de un estudio realizado al respecto sobre un total de 231 personas mostró en su momento las siguientes cifras:

  • El 25% de las personas no logra sus propósitos ni siquiera durante la primera semana de Enero
  • El 27%  de las personas renuncia después de la primera semana
  • El 40% de las personas renuncia después de 6 meses
  • Solo el 8% de las cumple durante todo el año

 

¿Por qué fracasan tantas personas en sus propósitos? y ¿Cuál es el secreto del 8% que si tiene éxito?

Estos son algunos de los propósitos más comunes para año nuevo:

Tener tiempo para hacer ejercicio

  1. Dejar de fumar
  2. Aprender algo nuevo
  3. Perder peso y hacer dieta
  4. Comer saludable
  5. Salir de las deudas y ahorrar dinero
  6. Pasar más tiempo con la familia
  7. Viajar a nuevos lugares
  8. Sentir menos estrés
  9. Beber menos

Quizás te sientas identificado con alguno de ellos y seguramente uno de ellos sea el de hacer ejercicio, pues para muestra un botón…

Se ha comprobado que durante el mes de Enero, los gimnasios a nivel mundial, registran hasta un 70% más de inscripciones que en el resto del año. Pero, el 90% de estos nuevos usuarios desisten durante el mes de Marzo. Es decir que, solo el 10% cumple el propósito de hacer ejercicio y más de la mitad renuncia a los pocos meses.

Muchas personas renuncian a sus propósitos de año nuevo por varios motivos que pueden tener que ver con la falta de autocontrol, el exceso de estrés y las emociones negativas.

Pero en la mayoría de ocasiones las cosas son más sencillas. Seguidamente definimos 5 causas muy habituales por las cuales las personas no conseguimos cumplir nuestros propósitos:

 

1.- Los propósitos son muy grandes y poco realistas

Nos ponemos metas muy ambiciosas y aunque pensamos que podemos lograrlo, en realidad son metas extremadamente difíciles. Estos son algunos ejemplos:

  • Este año hago la dieta para perder 20 kilos
  • Voy a ir al gimnasio de lunes a viernes 2 horas
  • Durante la noche vieja me fumo mi último cigarro y no volveré a fumar nunca
  • Voy a beber solo una vez al mes
  • Quiero leer 1 hora todos los días
  • Se acabaron los dulces y chocolates, este año voy a comer solo pura fruta
  • Ahora si ahorraré el 20% de mi sueldo
  • Jamás volveré a posponer la alarma, me levantaré temprano a las 5 am sin falta

El agobio de ver lo difícil que se vuelve sobre el tiempo cumplir nuestras metas, nos obliga a renunciar y volver a nuestra rutina diaria. Es muy difícil mantener metas tan ambiciosas durante todo el año. La motivación inicial disminuye conforme pasa el tiempo y nuestra fuerza de voluntad no es suficiente para continuar con este gran propósito.

 

2.- Tenemos muchos propósitos a la vez

Las cosas se complican cuando no solo nuestro propósito es demasiado grande, sino que además elegimos empezar con todos al mismo tiempo.

Vivimos en unos tiempos en los que más es mejor. Pero cuando se trata de metas, menos es la respuesta correcta. Tener muchos propósitos que cumplir en nuestro día a día, nos genera estrés innecesario, lo que contribuye a que fracasemos con todas las metas que nos propusimos.

Hay que tener en cuanta que los propósitos de año nuevo son en realidad hábitos. Para lograr construir un nuevo hábito en nuestra vida, es necesario tomar decisiones conscientes a lo largo del tiempo.

Si sentimos que tenemos múltiples prioridades, en realidad no tenemos ninguna. Por eso, mientras menos decisiones tengamso que tomar, más acertadas serán.

 

3.- Nuestros propósito son poco específico

Tomemos el ejemplo de ”hacer más ejercicio”. Hacer ejercicio puede ser salir a andar en bicicleta, pero también puede ser ir al gimnasio, bailar, hacer una rutina en casa, correr en el parque…

Lo mismo para “comer mejor” o “bajar de peso” ¿qué es comer sano? ¿con qué acción empezaríamos? agregar una sabrosa fruta en nuestro desayuno, cenar una rápida ensalada de verduras o algo indispensable como beber 2 litros de agua diarios.

Mientras más específica sea nuestra meta más posibilidades de ser constante y de obtener resultados tendremos.

 

4.- No tenemos claro por qué nos lo proponemos

Definir la razón principal par lograr nuestra meta, nos motiva en todo el camino. Es una forma de que nuestro cerebro acepte esta nueva actividad.

 

5.- No construimos un sistema que nos respalde

Una meta sólo nos dice “qué hacer” pero no nos dice “cómo lograrlo“. Necesitamos construir un sistema que nos ayude a ser constante para lograr la meta propuesta.

 

Seguidamente te damos 5 directrices que te pueden ser útiles para conseguir cumplir tus propósitos:

 

1.- Empieza con un solo propósito a la vez

En lugar de elegir 12 propósitos y fracasar 12 veces, es mejor elijamos 1 solo propósito. Esto no quiere decir que no podamos lograr más de un propósito por año, esto sólo significa que debemos centrarnos en uno a la vez.

Alcanzar la meta inicial nos ayuda a alcanzar otras aspiraciones más grandes. Conseguir un solo propósito, mejora nuestra autoestima y confianza, lo que sienta las bases para que nuestros siguientes propósitos sea más fácil de lograr.

 

2.- Escribe en un papel

Escribir nuestra meta hace que esta deje de ser una idea o un pensamiento volátil e invisible y nos ayuda a visualizarlo concretamente. Una vez escrita ese papel debe funcionar como un potente recordatorio puesto en un lugar donde lo veamos cada día para que visualmente sintamos esa presión para pasar a la acción.

 

3.- Convirtamos nuestro propósito en una acción específica y hagamos un plan

Nuestros propósitos de año nuevo son en realidad hábitos que queremos cambiar o incorporar a nuestra vida. Para lograr convertir una acción en un hábito automático es importante que esa primera acción sea sumamente fácil de lograr y sobre todo que escribamos nuestro plan de acción.

Para definir tu plan de acción, preguntémonos:

¿Cuándo es el momento de tomar acción?

¿Después de qué actividad haremos la acción?

¿Dónde ejecutaremos nuestra acción? ¿En qué lugar?

¿Cómo será nuestro plan de acción a detalle?

¿Qué secuencia de pasos seguiremos?

 

Este es un ejemplo:

Cuando volvamos del trabajo por la noche, dejaremos preparado nuestro desayuno saludable listo para el siguiente día.

Por la mañana, en cuanto nos subamos al metro para ir al trabajo, abriremos la App para aprender idiomas y repasamos la lección del día hasta que lleguemos a nuestro destino.

Cuando lleguemos a la oficina no cogeremos el ascensor, subiremos por las escaleras

 

4.- Convirtamos esa acción en algo aún más simple y fácil de lograr

Pensemos en el peor día de la semana, en el que el tiempo no nos rinde y solo sentimos estrés y frustración…. ¿Podríamos ser constante con esa acción? Si la respuesta es NO, entonces nuestra acción aún no es lo suficientemente fácil de lograr. Regresemos al paso anterior y escribamos una acción mucho más fácil de lograr.

Por ejemplo:

  • Hacer solo 3 sentadilla por las mañanas cada dia.
  • Dejar de comer pan todos los días para bajar de peso

Estas pequeñas acciones nos garantiza ser constante en los peores días, sin motivación y sin fuerza de voluntad.

 

5.- Empieza hoy mismo y se constante

La clave para lograr nuestros propósitos es la constancia. La práctica diaria hace que logremos cosas extraordinarias. Pensemos en los atletas de maratón, ellos no nacieron con más oxígeno en la sangre o con unos cuantos músculos extras. Ellos practican todos los días para sobrepasar sus propios límites. Esto es más efectivo si se registra tu avance físicamente o digitalmente.

En San Benedetto os deseamos que este año 2019 seáis parte de ese 8% de personas que logran sus propósitos. Y recordad, ¡bebed mucho agua! equilibrada, pura y de baja mineralización, como Fuente Primavera, que os ayudará a depurar y regenerar vuestro organismo y al mismo tiempo bajar de peso.

¡Feliz 2019!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *