Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Bebidas isotónicas

3 febrero, 2017

Bebidas isotónicas

Cuando realizamos deporte recurrimos a una bebida isotónica porque sabemos que contiene lo necesario para rehidratarnos. Pero, ¿qué es lo que contienen? Y ¿cuándo es recomendable tomarlas?

Las bebidas isotónicas son bebidas hidratantes pensadas para evitar la deshidratación reponiendo agua y minerales a nuestro organismo durante el ejercicio físico o la sudoración excesiva, pero también cuando sufrimos vómitos o diarreas ya que se produce una gran pérdida de agua y electrolitos fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Están compuestas a base de agua, hidratos de carbono y minerales que favorecen la hidratación y la reposición de electrolitos del organismo.

Las bebidas isotónicas tiene una presión osmótica, en base a nutrientes, azúcares y minerales, que se encuentran normalmente en la sangre. Esta composición facilita que la bebida salga del estómago, pase al intestino donde es absorbida y de ahí llegue más rápidamente y sin dificultad al torrente sanguíneo, lo que favorece la rápida asimilación de sus constituyentes, mejorando la hidratación y manteniendo la funcionalidad digestiva.

Para que una bebida sea considerada isotónica tiene que tener una osmoladidad entre 270 y 330 mOsm/kg e incluir minerales en su formulación para reponer los que se pierden a través de la sudoración durante el ejercicio físico.

San Benedetto ha formulado una bebida isotónica muy equilibrada, Upgrade, que contiene los elementos necesarios para satisfacer las necesidades de hidratación y rehidratación de los deportistas.

Upgrade, contiene unos valores de minerales dentro de las cantidades diarias recomendadas (CDR). Contiene sodio y potasio, que constituyen los principales iones de carga positiva en el líquido extracelular y cloruro que constituye los iones de carga negativa. El magnesio y calcio se incorporan de forma natural, provenientes del agua mineral que son imprescindibles en los procesos de contracción y relajación muscular y los fosfatos que favorecen el proceso de obtención de energía y los hidratos de carbono que nos aseguran el aporte energético necesario.

Es recomendable beber bebidas isotónicas cuando se practica ejercicio durante más de una hora, su intensidad es muy alta, o cuando sudamos en exceso, porque es cuando nuestro cuerpo pierde agua y minerales a través de la sudoración. Esto favorecerá el rendimiento deportivo, ayudará a evitar hipoglucemias (las pájaras) porque aporta glucosa a la sangre casi de forma inmediata y ayudará a reponer rápidamente la pérdida de líquidos y nutrientes.

Beber bebidas isotónicas antes y durante el ejercicio, nos ayudarán a retrasar el cansancio y mejorar el rendimiento físico, y tomarlas después de la actividad realiza, acelerarán la recuperación.

Cuando hagas ejercicio toma Upgrade!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *