Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

¿Cómo reciclar?

21 junio, 2017

Cómo reciclar

Según un estudio del Instituto Nacional de Estadística, cada habitante generó una media de 459,1 kilos de residuos en España, en 2014.

Los residuos que generamos se han convertido en uno de los grandes problemas medioambientales de nuestro planeta que está causado por el crecimiento de la población que por tanto lleva a un crecimiento de la basura y a un inadecuado tratamiento de éstos.

La generación de residuos impacta directamente en el medioambiente provocando un mayor consumo de materiales y energía, la contaminación del agua, el suelo y el aire, además de provocar efectos perjudiciales en la salud. Pero podemos reducir el impacto de la basura en el medioambiente reciclando, es decir, separando los residuos para que puedan ser transformados en materias primas y así podrán ser utilizados de nuevo. Un ejemplo de materia prima reciclada es el rPET (plástico reciclado). En San Benedetto utilizamos este material en las botellas de agua de Easy Font Natura Ecogreen de 1L, un material que cumple con todos los requisitos de higiene y que reduce la necesidad de plástico virgen permitiendo disminuir las emisiones de CO2.

Todos podemos reciclar en casa, sólo tenemos que organizar la basura según el tipo de residuo que es.Los residuos más usuales son el material orgánico, cartón y papel, vidrio y envases.

¿Qué residuo va en cada contenedor? Te lo contamos.

El contenedor marrón es para los residuos orgánicos: restos de comida, papel de cocina, bolsas de té, posos de café, tapones de corcho y restos de plantas. No se debe depositar aceite de cocina o cenizas y se recomienda el uso de bolsas biodegradables para depositar los residuos.

El contenedor azul es para el papel y el cartón: periódicos, revistas, folios usados, sobres, cajas de cartón, cartón y cartulina, bolsas de papel y hueveras de cartón. Lo que no debes depositar son fotografías, papel plastificado, papel con adhesivos, papel de aluminio, papel térmico, grapas, canutillos, platos y vasos de papel, servilletas o papel higiénico.

El contenedor verde es para los envases de cristal: botellas de vidrio, pero sin el tapón o el corcho, frascos de conservas, envases de vidrio y tarros de cosmética y perfumería. No se debe depositar bombillas, porcelana o cerámica, vasos y copas de cristal, chapas de los tarros de vidrio, cristales de ventana o espejos.

El contenedor amarillo es para los envases: latas de bebida, latas de conserva, envases de productos lácteos, platos y bandejas de aluminio, papel de aluminio, bandejas y cajas de plástico, botes de plástico, bricks, botellas de plástico, bolsas de plástico, envoltorios de plástico, cubiertos de plástico desechables, etc. Lo que no debes depositar son juguetes, aerosoles, biberones, guantes de goma, pilas o cubos de plástico.

El contenedor gris es para los desechos: todo lo que no pueda ser reciclado en los otros contenedores se tira en éste contenedor, a excepción de las pilas y baterías que hay que llevarlas a contenedores de residuos peligrosos o a un punto limpio.

Entre todos podemos contribuir con el medioambiente y hacer de nuestro planeta un mundo más sostenible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *