Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

Hidratación en verano

6 julio, 2017

Hidratación en verano con Font Natura

El verano es una estación tan amada por algunos como odiada por otros debido a las altas temperaturas a las que nos vemos expuestos.

Aquellos que odian el verano alegan que es una época en la que las temperaturas hacen que sea insoportable dormir porque no refresca por las noches, los mosquitos te ataquen deliberadamente y sin compasión y la bebida no te aguante fresca encima de la mesa de una terracita más de 5 minutos.

Sin embargo hay muchos que dejan de lado estos inconvenientes y encuentran en las altas temperaturas muchas razones para amar el verano; calorcito para ir a la playa o a la piscina, piel morenita que sienta muy bien, días más largos y divertidas noches al aire libre.

Tanto si amas el verano como si lo odias debes tener en cuenta que las temperaturas y la humedad son mucho más elevadas, por lo que nuestro cuerpo reacciona segregando sudor para regular su temperatura corporal y aclimatarse al ambiente, por eso es importante que prestes más atención a tu hidratación para que tu organismo siga funcionando correctamente.

Ancianos, niños, embarazadas y deportistas deben poner especial atención a la hidratación porque son más sensibles a sufrir deshidratación.

¿Qué debes hacer para hidratarte bien durante el verano?

Es recomendable beber 2 litros de agua al día de forma regular, sin embargo durante la época de verano se recomienda incrementar la cantidad de agua mineral que bebemos a 3 litros. También puedes combinar los 3 litros diarios con otras bebidas, pero el agua es la bebida que mejor calma la sed.

Bebiendo agua conseguirás regular tu temperatura corporal, hidratar tu piel que tanto se reseca en verano, facilitarás las digestiones y el transporte de nutrientes en tu organismo para que éste funcione con normalidad. En definitiva, bebiendo 3 litros de agua al día en verano, logras una buena hidratación, consiguiendo cuidarte tanto por dentro como por fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *