Compártelo:

Comparte este contenido en Facebook Comparte este contenido en Twitter
San Benedetto

¿En qué se diferencia una bebida isotónica de una bebida energizante?

5 enero, 2018

Las bebidas isotónicas y las bebidas energizantes o energéticas tienen una composición y efectos sobre el cuerpo muy diferentes, por eso es importante no confundirlas, conocer sus diferencias y saber para qué es adecuada cada una.

¿Qué es una bebida isotónica?

Una bebida isotónica es una bebida rehidratante, también llamada bebida deportiva por su alta capacidad para evitar la deshidratación, causada por la sudoración, rehidratando el organismo y mejorando el rendimiento físico.

¿De qué se compone una bebida isotónica?

La composición de las bebidas isotónicas dependen de cada fabricante, pero todas coinciden en contener en su formulación agua, sales, electrolitos en una concentración similar a la de nuestro organismo, así como carbohidratos y una osmolaridad entre 270 y 330 mOsm/kg, que permiten una fácil absorción.

Upgrade tiene una composición muy equilibrada, está compuesta en un 93% por agua mineral natural y además de sales minerales y electrolitos, contiene glucosa, fructosa y sacarosa que proporcionan energía a los músculos rápidamente.

¿Cuándo tomar una bebida isotónica?

La hidratación es uno de los factores más importantes para el desarrollo de un deporte, una deshidratación del 2% del peso corporal afecta negativamente al rendimiento físico, por eso es recomendable consumir bebidas isotónicas cuando se realiza una actividad física intensa. También se recomienda tomar bebidas isotónicas cuando se producen grandes pérdidas de líquidos, como las causadas por vómitos o diarreas.

¿Qué es una bebida energizante?

Las bebidas energizantes o bebidas energéticas son bebidas sin alcohol estimulantes que ayudan a disminuir la fatiga y el agotamiento y generan una sensación de alerta y euforia, al acelerar la mente y el metabolismo.

¿De qué se compone una bebida energizante?

Una bebida energizante se compone principalmente de agua, altos niveles de azúcar y cafeína y otros ingredientes como taurina, ginseng, guaraná, etc. dependiendo del fabricante.

Los niveles de cafeína y azúcar de una sola bebida pueden llegar a superar las cantidades de consumo diarias recomendadas por la OMS, por lo que no se recomienda su consumo en menores de 12 años, mujeres embarazadas, personas sensibles a la cafeína o personas que padezcan patologías cardíacas o trastornos neurológicos.

¿Cuándo tomar una bebida energizante?

El consumo de bebidas energizantes debe realizarse con responsabilidad, teniendo pleno conocimiento de sus componentes y siendo consciente de todos los efectos que puede provocar en el organismo.

Las bebidas energizantes las pueden tomar aquellas personas que requieran en determinadas ocasiones, aumentar su nivel de atención, concentración o disminuir su fatiga, siempre y cuando no se encuentre en alguno de los grupos a los que la OMS desaconseja y su consumo sea moderado.

Las bebidas energizantes no son recomendables para practicar deporte porque no cumplen la función de hidratar.

Ahora ya conoces las diferencias entre bebidas isotónicas y bebidas energizantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *